Fotógrafo de Bodas

QUIÉN SOY

JALISCO - GUANAJUATO - MEXICO - MUNDO

Hola, mi nombre es Sebastian Bravo y me encantaría poder compartir un poco de mi y de mi historia como persona y fotógrafo de bodas, espero poder estar en la tuya para poder conservar la alegría y espíritu de tu día.

Tengo 25 años y soy graduado por el Tecnológico de Monterrey Campus León, Soy Licencia en Diseño Industrial y actualmente estoy enfocado al 100% en las bodas, en las parejas y todo lo que los rodea.

Soy el hijo mayor en una Familia de 5 Personas, mis padres se han dedicado a la fotografía por más de 35 años y actualmente cuentan con una de las empresas de fotografía más prometedora en la región norte de Jalisco y del Bajío en Guanajuato, desde muy chico tuve interés por la fotografía y por involucrarme en los detalles de cada boda. Actualmente tengo 8 años de experiencia, 6 años de medio turno y ayudando a la familia y 2 años tiempo completo.

Pienso que una persona jamás deja de aprender y es por eso que estoy en proceso de crecimiento profesional y personal.

 

Como Fotógrafo

Como fotógrafo me encanta conocer a cada una de las personas con las que voy a trabajar, para saber que les gusta, que les molesta, que los alienta y sobre todo que los motiva a casarse, es importante conocer a cada una de mis parejas para tener esa confianza que rompe el hielo y me permite acercarme más para tener una percepción única de sus vidas.

Soy una persona muy sensible que le encanta transmitir esos momentos, estar atento a cualquier gesto de amor que puedas tener en tu boda.

Mi estilo es libre, sin poses, sin indicaciones ni preparativos, me encanta que rías, llores, corras y disfrutes ese día, quiero tener tu confianza para llegar a transmitir lo que tu sientes desde mis ojos, desde mi punto de vista artístico.

Nunca podría cansarme de conocer personas y compartir sus historias con sus seres queridos, compartir una fotografía con amigos y familia, o incluso de acabar rendido al final de una boda, eso si es parte de mi.

Creer en que es posible conservar un segundo para el resto de tu vida